Por fin, él , ella y el Mediterráneo

Aceitunera de nacimiento. De cuna humilde tuvo que dejar el colegio a los 6 años para dedicarse por completo al campo. Frío, dolor, madrugones, pero también anécdotas, historias y sonrisas entre sus padres y  hermanos.

A los 15 se fue de su amada tierra para continuar trabajando duro y gracias a eso lo encontró. Encontró el amor.

olivo

“Se alejó del mar, de la naturaleza, del contacto con la madre tierra. Cambió sus raíces por amor; se fue del Mediterráneo. Pero volvió. Ese día no podía ser de otra forma. Madera, blancos, tonos tierra, verde olivo. Su olivo. Olor a infancia, olor a cosas que hacen grande el corazón.

Olor a familia y amigos.

Olor a felicidad.

Por fin, él, ella y el Mediterráneo”.

img_20161114_180127

Buena esposa y mejor madre.

Sesión de fotos de inspiración y no hay nada que me inspire más que ella.

Así que va por ti, mami.